¿Qué dice la Ley 25/2013 de impulso a la facturación electrónica?

¿Qué dice la Ley 25/2013 de impulso a la facturación electrónica?

  • Normativa relacionada a la facturación electrónica:

Ley 25/2013, de 27 de diciembre, de impulso de la factura electrónica.

Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación.

Desde el 15 de enero de 2015...

  • Los proveedores del sector público tendrán la obligación de usar la factura electrónica en sus relaciones con la Administración. Las Administraciones Públicas podrán excluir de esta obligación a las facturas inferiores a 5.000 euros.

  • En el sector privado las empresas de determinados sectores estarán obligadas a remitir facturas electrónicas a aquellas empresas o particulares que lo soliciten. Los sectores son:

    • Servicios financieros.
    • Compañías de aguas, gas y eléctricas.
    • Telecomunicaciones.
    • Agencias de viajes (cuando la contratación se haya llevado a cabo por medios electrónicos).
    • Servicios de transporte de pasajeros (cuando la contratación se haya llevado a cabo por medios electrónicos).
    • Comercio al por menor (cuando la contratación se haya llevado a cabo por medios electrónicos).

¿Qué es una factura electrónica?

“Se entenderá por factura electrónica aquella que se ajuste a lo establecido en este Reglamento y que haya sido expedida y recibida en formato electrónico. La expedición de la factura estará condicionada a que su destinatario haya dado su consentimiento”, Real Decreto 1619/2012.

Según el Real Decreto 1619/2012 por el que se regulan las obligaciones de facturación, las obligaciones podrán se cumplidas por un tercero de confianza que actuará en nombre de sujeto pasivo.

¿Cómo deben conservarse las facturas electrónicas recibidas?

Los contenidos deben conservarse garantizando:

  • La autenticidad de su origen.
  • La integridad de su contenido.
  • Su legibilidad desde su fecha de expedición y durante todo el periodo de conservación.

¿Es suficiente con firmarlas digitalmente?

La firma electrónica avanzada permite identificar al firmante y cualquier cambio posterior de los datos firmados, pero la firma electrónica tiene una vigencia limitada en el tiempo.

Por lo tanto, no es suficiente con archivar las facturas firmadas digitalmente. Las facturas electrónicas deben ser CUSTODIADAS LEGALMENTE, manteniendo toda la cadena de confianza del documento electrónico a lo largo del tiempo.